MI BLOG PERSONAL

Encontrarás fotos, recuerdos, poemas, cuentos, publicaciones, actualidad ....y algo más. Deja tu comentario y conviértete en Seguidor. Te invito a hacerlo.

martes, 14 de octubre de 2008

Casa de veraneo en Las Albahacas.


Tuvimos una casa de piedra que fue nuestro reducto preferido. En especial para mi padre, que le dedicó muchas páginas de su obra literaria, que podrás apreciar en el blog destinado a Marcos Ortiz, mi padre. http://cordobarionegro.blogspot.com
Teníamos frutales, caballos a disposición, un arroyito cantarino frente de la casa ¡las delicias era vivir allí!
El coche de mi padre, fue uno de los primeros en llegar a ese lugar. Avanzó como pudo entre espinillos y otras plantas serranas, esquivando piedras y depresiones. ¡Toda una aventura!
Uno de mis grandes placeres fue andar con mis grandes amigos: los caballos.

MI ALAZÁN
Salgo de la casa caminando despacito. El aire fresco del campo me recibe.
En los corrales espera mi caballo. Poco después ya somos solo uno..., en esta tarde con magia de chicharras, girasoles y rumor siestero.
Contigo, alazán, me siento dueña de la distancia y el viento. En un galope tendido tengo el alma libre y ligera, pero también juguetona y valiente.
Cuando transmites el nervio poderoso de tu marcha, sé que somos un solo espíritu. Un símbolo. Es como si tu poderosa fuerza estuviera a mi servicio.
Te siento amigo, fiel y compañero.
Te imagino con sueños como los míos, un poco quijotescos y otro poco ingenuos.
Como yo..., amas tu libertad.
A propósito, te dejo libre en la elección del camino y hago que sea para vos, más intensa la sensación de no contención.
Quisiera que no tengas riendas, ni freno, ni montura, que te acercaras confiado comiendo de mi mano un bocado predilecto, relinchando amigable ante la presencia cariñosa.
Pero la tarde invita a este paseo y ahí vamos, veloces. Con el viento cacheteándome el rostro y haciendo que mi pelo se parezca a mis ansias. Con ganas de volar lejos, a otras tierras, bajo este cielo sin fin que corre con nosotros.
¿Qué persigo? ¿Qué persigues? Nada y todo. Lo que es igual a vivir a pulmón lleno.
Estás agitado con la loca carrera, pero alegre. Yo también lo estoy.
Pero, sigue, sigue mi alazán ¡Vamos juntos! Mañana recordaré, esta tarde y tantas otras, en las que juntos fuimos libres.
Tal vez, añoraré estas tardes en las que soñé con una sociedad y un país libre de miserias, con aves sin jaulas, niños sin hambre, con la dignidad del trabajo y el estudio para todos, donde estén los ancianos protegidos, donde resguardemos la riqueza de mi país, donde compartamos la paz, siendo por siempre un pueblo soberano.
Más de una vez reviviré estas tardes, porque fuimos, mi alazán, totalmente libres.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Ada Ortiz Ochoa (Negrita).- Sierra Grande- Río Negro- Patagonia Argentina.




2 comentarios:

roberto angel merlo dijo...

Hermoso relato lleno de pureza Ada. Es muy sencillo, completo, debés haber disfrutado mucho en esas correrías con tu alazán.
Un abrazo amiga

Ada Ortiz Ochoa (Negrita) dijo...

Es verdad, Roberto. Todo lo que no me animaba a decir a los demás, lo expresaba en esa manifestación de libertad.
El relato es auténtico y me llenó de alegría vivirlo.
Negrita